Tecnología, Redes Sociales y Política

Si lee esta entrada probablemente tenga más sentido para usted la advertencia de Mafalda del gran Quino 🙂 .

En este blog siempre se usa a la tecnología como la mina que se explota para todo contenido y ahora toca el turno de abordar como aplica o se une esta a algo que está siempre afectándonos, la política, se que para muchos de los lectores con el perfil para leer este tipo de blogs la política es un tema que quizá prefieren no tratar, pero en estos tiempos donde en varios países se está en víspera de elecciones, la tecnología y concretamente la que se refiere a las redes sociales, nos pone en otro contexto que vale la pena analizar un poco.

El potencial.

Muchas industrias e individuos han caído en cuenta de que las redes sociales, debido a su gran alcance, pueden ser una gran herramienta para colocar su servicio, producto, marca o simplemente una idea, a consideración de una mayor cantidad de personas. Las fuerzas políticas de todo el mundo no son ajenas a ello, por lo que ahora tanto partidos, candidatos, políticos de todos los niveles, grupos de poder económico y financiero ya utilizan de manera constante las posibilidades de estas nuevas formas de comunicación, promoción e influencia.

Por otro parte, los ciudadanos comunes y corrientes, ahora podemos interactuar más directamente con todas las entidades que utilizan estos medios, acreditándoles, criticándoles o exigiéndoles, situación que sin duda crea la posibilidad de empoderar más al ciudadano cuando se trata de situaciones políticas. Pero no podemos negar que en el otro filo de la navaja, tenemos a las personas menos informadas y con menor capacidad crítica que sin duda serán víctimas de información falsa.

Hasta el momento quizá los casos más emblemáticos del potencial de las redes sociales, desde un punto de vista político, han sido en Estados Unidos con una notable y hábil campaña en redes sociales por parte del partido demócrata y el entonces candidato Barak Obama, tenemos al famoso (o infame) Donald Trump que supo alcanzar un nicho de personas que lo apoyaron hasta ganar la presidencia, en Egipto con una serie de protestas organizadas en gran parte con la utilización de redes sociales y Siria donde al igual que en Egipto las redes sociales tomaron un rol importante al momento de formar comunidades y convocar movimientos, y así podemos continuar con muchos otros casos más que han sucedido en todo el mundo, como por ejemplo en Inglaterra donde se organizaron protestas con el uso de redes sociales y donde además destacó el eficiente y seguro sistema de mensajería de BlackBerry para sus teléfonos inteligentes, lo que puso a lo compañía en una situación “incomoda” frente al gobierno Inglés.

Lo medios tradicionales como la radio y la TV se han visto sumament golpeados por las nuevas tecnologáis de comunicación, en mi país México, los grandes corporativos de esta industria no han logrado renovarse eficientemente para mantener el fugaz interés de las nuevas generaciones, perdiendo así grandes cantidades de audiencia (e influencia). Lo cual creo que eventualmente los tendrá que llevar al camino de la innovación y la mejora de sus contenidos si es que no quieren desaparecer.

El mal uso.

Todas las herramientas creadas por el ser humano han sido utilizadas con fines productivos pero sin duda también con fines negativos, destructivos o simplemente estúpidos, desafortunadamente las redes sociales no han sido la excepción. En mi país, por ejemplo, estamos en constante bombardeo de propaganda política que se agudiza en tiempo electorales, lo cual me ha permitido ver que tan mal podemos utilizar la redes sociales tanto las fuerzas políticas como los cuidadanos:

Las fuerzas políticas oficiales. Partidos, candidatos, miembros de campañas, organizaciones, sindicatos, etc., siguen creyendo que las mismas malas prácticas del “mundo real” se aplican y funcionan igual en el “mundo digital” lo cual en varios casos es totalmente falso. Las redes sociales atacan muchos nichos diferentes, es decir, contienen diferentes tipos de usuarios pero que tienen algún “perfil” común, por lo que mientras que en el “mundo real” quizá puede servir llevar cierto número de “acarreados” entre meeting y meeting, en Twitter, por ejemplo, no tendrá el mismo efecto conseguir cierto número de seguidores artificiales (o acarreados digitales) entre twit y twit. Tener un millón de likes no es necesariamente más impresionante que tener 100 para los que mejor entienden una red social en línea. Muchos políticos, candidatos y sus coordinadores de redes sociales parecen pensar que estas son unidireccionales, como la TV o la radio, y no se han dado cuenta que la riqueza de estas nuevas plataformas es la interactividad con las personas, es decir solo escriben una serie de enunciados pero muchas veces no conversan ni con sus propios seguidores de manera productiva, lo cual los reduce al nivel de vulgares spammers. O bien, si menciona a cualquier candidato en un tono crítico se verá bombardeado por una seria de bots o perfiles pagados para desacreditar o ensalsar su comentario.

Poderes fácticos. No es ningún secreto que estamos rodeados de influencias ajenas a nuestro gobiernos y nuestros territorios. Personas y grupos con agendas e intereses particulares observan y manipulan muchos ejes de poder, y las nuevas tecnologías también son utilizadas para estos fines. No tenga la menor duda que esas influencias poco o nada transparentes tocarán la pantalla de su dispositivo en cualquier momento (si no es que ya lo hicieron).

La ciudadanía. Nosotros las personas de a pie, no libres de pecado, caemos en muchísimos malos vicios que no nos dejan aprovechar el potencial de las redes sociales, hoy en día las personas que tienen acceso a estas herramientas tienen la posibilidad de cuestionar, exigir, indagar y ser escuchadas quizá como nunca antes en la historia humana, pese a esto seguimos atrapados en discusiones aldeanas (cómo las que ocasiona cualquier troll) tan malas y pobres como las de muchos candidatos y funcionarios políticos (a veces peores), un ejemplo concreto en México, entre usuarios regulares de redes sociales, no he visto una sola discusión seria y real acerca de sus candidatos (quizá ha sido mi suerte), la mayor parte de los comentarios se reducen a temas tales como las medidas de una edecán en un debate, insultos casi automáticos o amenazas de muerte de un usuario a otro por expresarse de algún modo, un sin fin de memes chistosos y ocurrentes pero irrelevantes acerca de cualquier tema político, y no es que esté mal ver el lado chusco de la política o tener pasión en una discusión, pero no es lo único ni lo más importante, hay que aprender a cuestionarlo todo de manera productiva.

Información y tecnología.

Se dice que Francis Bacon, un político, filósofo y artista inglés que vivió en el siglo diecisiete, acuñó la frase “información es poder“, lo cual no podría ser más cierto, por lo tanto, aquel que invierta más en conocer será el que tenga más oportunidad de salir mejor librado de engaños y problemas; el inteligente uso de todas las tecnologías que tengamos a nuestro alcance, como lo son las redes sociales, el teléfono inteligente, la computadora personal, la Internet, etc., hará de estas, la fuente de donde obtendremos cada vez más información hoy en día y en el futuro cercano…hagamos mejor uso de ellas.

Algunos libros recomendables para saber más:

IT professional with several years of experience in management and systems development with different goals within public and private sectors.

2 Comments

  1. Juan Carlos Prado

    Es cierto, no estamos aprovechando los recursos tecnologicos, pero también creo que ya estamos aprendiendo

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this: